Icono menu

Actualidad del Café

Premiación Maria Potosí

Groundwork Coffee premia el esfuerzo de nuestros caficultores

Junio 08 de 2017


Ayer María pasó de sudar cosechando café a sudar de alegría recibiendo reconocimientos por la calidad de su trabajo. Jeff Chean, director de Groundwork Coffee, por medio de un diploma, una carta y una bonificación quiso expresarle el agradecimiento y la admiración a esta caucana por la excelente calidad del café orgánico que produce.

En la carta que escribió con su puño y letra le decía que sus clientes disfrutaron mucho de su café y que lo vendió rápidamente. Chean espera que ella sea un símbolo para los caficultores que aún no están certificados y tener la oportunidad de visitar Colombia muy pronto para conocerla.

María recuerda que desde que tenía 9 años pasaba mucho tiempo en los cafetales con su padre: “me volví fanática a coger café y no lo dejaré de hacer”. Para ella no es negocio salir de la finca ni de la caficultura porque esa es la mejor empresa que puede existir y que mantiene unidas las familias. A sus nietas ya las está metiendo en el cuento, “si los hijos lo ven a uno juicioso en el campo y que le va bien ¡seguro que van a volver!”

Le encanta capacitarse constantemente, escuchar música romántica, hacer un buen sancocho de gallina y trabajar con y por su comunidad. Para nosotros es un orgullo saber que es socia de la Cooperativa y de la Asociación de Mujeres Caficultoras del Cauca (AMUCC) porque al hacer su trabajo con tanto amor y esfuerzo deja en alto a los caficultores de la región y al país. Hizo un técnico para mejorar la calidad de su café y se siente afortunada por contar con el apoyo de su esposo en todos los proyectos que emprende.

Pasar de producir café convencional a orgánico no es tarea fácil: “tenía miedo porque mucha gente dice que ese café no grana pero la ciencia ha avanzado mucho y hay abonos especiales, son más costosos pero también se ve la rentabilidad en el bolsillo”. Reconoce que es un proceso largo y de mucha paciencia pero le encanta saber que de paso contribuye a la conservación del medio ambiente. Ya lleva 4 años produciendo café orgánico, sus cultivos no tienen broca, le va muy bien en las ventas, recibe sobreprecios y algunos abonos.

María Potosí le deja este mensaje a las familias caficultoras: “Yo les pediría que se comprendan y capaciten y de ahí sí empiecen con el resto, que seguramente les va muy bien. Tenemos que trabajar juntos de la mano y en familia”.

NOTICIAS